Antes del verano se pusieron en contacto
conmigo desde Adipotex para que
conociese sus productos en primera persona, desde luego me pareció una buena
opción, pero con lo calurosa que soy yo hasta hace unos meses no he podido
empezar a usar su “ropa inteligente”.


No tenía mucha confianza en el producto, soy
bastante incrédula ante productos milagro y lo que promete Adipotex, me parecía eso, reducir,
reafirmar y drenar
tan solo por llevar una prenda de ropa durante 8 horas
al día.
Para conseguir su objetivo  Adipotex
lleva en su formulación distintos principios activos microencapsulados, cafeína,
retinol, Vitamina E, ceramidas… que se van liberando poco a poco con el roce
del tejido sobre la piel.

Dura aproximadamente 100 lavados y su precio
depende del modelo pero está entre los 29,90€ y los 36,90 €. Tienen varios
modelos en función de la zona que quieras tratar, top short, piratas o leggings;
y dos tallas distintas S/M y L/XL, todos ellos los puedes comprar es su propia web.
Yo he usado los leggings durante algo más de
un  mes y he cumplido a raja tabla el
llevarlos 8 horas, me los ponía bajo los pantalones cuando salía de casa y ni
se notaban bajo la ropa.
Es un buen producto, pero no es milagroso, ¿he perdido volumen? Si, ¿He perdido
mucho volumen? No. He notado diferencia tras estar usándolo y eso que no lo he
compaginado con ejercicio fuerte por lo que imagino que si además de llevar tu
prenda Adipotex, realizas ejercicio
con frecuencia y mantienes una alimentación equilibrada, el producto sin duda
ayuda mucho a conseguir una silueta definida.
Creo que es un buen producto pero sin algo de
ejercicio y una buena alimentación, ninguna crema ni ninguna prenda inteligente
harán que puedas remodelar tu cuerpo y pierdas volumen.
¿Conoces
las prendas de Adipotex? ¿Alguna vez has probado la ropa inteligente?
Uno de
sus puntos fuertes sin duda es su larga duración, yo lo empezaré a usar de
nuevo cuando me apunte al gimnasio.

¡Muchas
gracias por leer y comentar!

5 comments on “Adipotex, el tejido inteligente”

  1. Yo los usé el invierno pasado y pienso volverlos a usar. Son cómodos y calentitos, y es eso, que algo hacen, yo sobre todo noté la piel muuuuucho más suave, sin usar nada más, ni cremas ni nada.
    Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *