No sé si recordaréis que hace un tiempo os presente una marca de cosmética China que conocí en las tiendas Sephora, Herborist (os dejo aquí la entrada).

Desde entonces he podido investigar algo más sobre esta marca y probar alguno de sus productos y como esperaba no me ha defraudado lo más mínimo… ¿Os imagináis de que producto os voy a hablar? Si, de su mascarilla T’ai Chi, desde que la vi por primera vez tuve claro que tenía que probarla y desde luego no me ha defraudado lo más mínimo…

Como ya os comenté esta mascarilla es un producto que se aplica en dos fases, que corresponden con el yin y el yan, una primera fase que purifica y limpia (mascarilla negra) y una segunda fase que hidrata y nutre (mascarilla blanca). Como podéis ver en la foto yo no tengo la mascarilla en tamaño original si no una en tamaño muestra, pero que es más que generosa, 30 gr cada una.


Herborist se fundó hace más de 110 años en Shanghái y combina recetas tradicionales de la botánica medicinal con tecnologías biológicas punteras, para dar lugar a complementos de belleza y tés con virtudes excepcionales.
 

La mascarilla T’ai Chi tiene una leyenda tras de sí “Un día, una mujer ofreció peonías blancas y rojas al renombrado médico chino, Hua Tuo. No encontrándoles interés terapéutico, éste se olvidó de ellas. Cuando su  esposa cayó gravemente enferma, profundamente desesperado por no poder sanarla, Hua Tuo vio aparecer a dos hadas que bailaban el T’AI-CHI rodeadas de peonías rojas y blancas. Tras esta revelación, utilizó las dos flores de forma complementaria, siguiendo el precepto del T’AI-CHI y sanó a su esposa.”

El yin y el yang son los elementos fundamentales del Tao. Representan la complementariedad absoluta e indisociable como lo masculino y lo femenino, el calor y el frío, el sol y la luna. Basándose en el principio del equilibrio se utilizan dos mascarillas: la mascarilla negra para limpiar la piel y la mascarilla blanca para nutrirla.

Esto es lo que nos promete la marca y ahora os voy a contar mi experiencia ¿Queréis conocerla?

 
Su uso es en dos fases, en la primera de ella aplicamos la mascarilla negra sobre todo nuestro rostro (evitando la zona de los ojos y el contorno de labios) de manera uniforme y la dejamos actuar durante 5 minutos, para después retirarla con agua tibia, yo uso una toalla pequeña pero podéis retirarla con algodoncillos. Os aviso que la retirada de este producto es un poco engorrosa, por lo que no debéis aplicar una capa excesivamente gruesa.

Esta primera fase una especie de exfoliación sin el típico grano que ayuda a limpiar nuestra piel en profundidad. Yo la aplico masajeando ligeramente para que penetre mejor en la piel y como su textura es ligeramente gelatinosa es muy fácil de manejar.
 

El siguiente paso es aplicarnos la mascarilla blanca, debemos de hacerlo acto seguido a haber retirado la mascarilla negra (no más de 15 minutos después),y la dejaremos actuar de nuevo 5 minutos, hasta que el barro esté bien seco para luego retirarla de la misma manera que la anterior.

La sensación con la mascarilla blanca es bastante relajante y si el resultado con la negra era una piel limpia, con la blanca se completa el cuidado de nuestra piel dejándola no solo nutrida si no con mucha luz, no os imagináis lo bien que deja la piel, limpia, con luz y extremadamente suave. A demás el efecto dura varios días, no como otras mascarillas que al día siguiente ya no notamos nada.
Su precio es elevado 49€ pero el resultado merece la pena realmente. He probado muchas mascarillas y la verdad es que el resultado siempre me ha gustado mucho, pero esta sin duda se queda el TOP 1.
Si que tengo que deciros que el producto tiene un pero, y es su formato original. Si bien es cierto que me parece muy original creo que no debe ser muy práctico y no sé si el producto no corre el riesgo de secarse, personalmente prefiero el formato tubo como las muestras que yo tengo para las mascarillas.
¿Qué os ha parecido? ¿Habéis probado algún producto de Herborist? No podéis decirme que no os tienta… Los productos de Herborist se pueden adquirir en las tiendas Sephora, yo ya tengo otro entre manos ¿os gustaría saber de cual se trata?
¡Muchas gracias por leer y comentar!

9 comments on “Herborist, equilibrio para nuestra piel”

  1. Yo también he tenido la oportunidad de probar unas muestras de esta mascarilla y está bastante bien, aunque como tú dices, la negra es un poco rollo quitártela, pero bueno en general mi opinión de este producto es positiva.

    Besitos!!!

  2. Me dieron unas muestras en sephora de la crema de dia y de la de noche, me encantaron las dos, de hecho aun guardo algun sobrecito como oro en paño. A ver si la proxima vez que vaya a comprar algo les pido una muestra de esta mascarilla, no sé si se estiraran tanto pero lo intentare. Un besito!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *