Desde hace ya un tiempo he usado varios productos de la marca Sabina del grupo Farline, hace unos meses
os conté que tal me había funcionado su contorno de ojos y hoy os quiero hablar de su gel limpiador y de su tónico.
Ambos productos están formulados con ingredientes de
origen natural en una concentración de hasta un 97%, por lo que son aptos
incluso para pieles sensibles.
Creo que es la primera vez que tengo un limpiador en esta textura, normalmente
los que he venido usando son leches o desde hace un tiempo a esta parte aguas
micelares, mientras que este es una textura en gel, pero sin llegar
a resultar pegajoso.

 
Este gel limpiador no
tiene ni jabón ni alcohol
y para prevenir el envejecimiento contiene
resveratrol. Para aplicármelo, me humedezco la cara con agua, aplico un par de
extracciones en la mano, la caliento un poco y me lo aplico en la cara dando un
ligero masaje y haciendo especial hincapié en las zonas donde suele quedarse
más suciedad, en mi caso aletas de la nariz, barbilla y frente.
Al aplicarlo hace una especie de espuma, bueno, más que espuma se
convierte como en una leche limpiadora, que luego retiro con agua tibia o
fresquita, y o bien me seco con una toalla o lo hago con unos algodones para
terminar de retirar si queda algo de producto.
Como desmaquillador no sé qué tal funciona ya que yo lo
he usado como limpiador no como desmaquillador, pero en principio debería
funcionar bien.
Su precio es de 12,60€
y puede adquirirse en farmacias (como todos los productos del grupo Farline).
Si tengo que buscar un pero es que ya me he acostumbrado a los limpiadores que
no necesitan retirarse con agua posteriormente, pero es una cuestión de
costumbres…
 
El Tónico
promete limpiar, refrescar y ayudarnos a ir cerrando el poro. Mi relación con
los tónicos es un poco “especial” por eso no tenía muchas esperanzas puestas en
este producto, sin embargo afortunadamente me equivoque y me ha gustado
bastante.
Es un tónico suave, nada agresivo para la piel, pero
que no llega a ser tan suave como otros que parecen agua; por lo que es perfecto
para que la piel recupere su PH después de haberla limpiado y eliminar los
restos de suciedad que queden. Sin embargo lo que no he notado es el tema de
los poros… yo no los tengo muy dilatados pero no he notado que mejore.
Lo que más me ha gustado es la sensación de frescor que deja en la piel después de aplicarlo, se
supone que es por el extracto de manzana, yo no sé si será o no por eso, pero
después de aplicarlo no noto ni la mas mínima tirantez en la piel 🙂
Su precio es también de 12,60€ y puede adquirirse en farmacias (como todos los productos
del grupo Farline).
Respecto al aroma en ambos productos es similar, ya os he contado un
montón de veces que yo soy anti olores en productos faciales, pero en este caso
tiene una ligera fragancia realmente agradable.
¿Habéis probado algún producto de Sabina? ¿Qué os han parecido? Si yo tuviera que quedarme con uno creo que me quedaría con el tónico pero
ambos me han gustado mucho 🙂
¡Muchas gracias por leer y comentar!

11 comments on “Limpia y tonifica con Sabina”

  1. No he probado la marca pero más que nada por desconocimiento.Por tu comentario parece que cumplen bien su función y desde el punto de vista económico tiene un precio muy asequible y con la garantía de venderse en farmacias.Todo un hallazgo, gracias.
    Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *