Muchas de nosotras usamos polvos bronceadores en verano y muchas otras no os animáis porque creéis que el resultado es algo superficial.
Os voy a contar mi experiencia, hace poco fui a un stand de de maquillaje y cuando me maquillaros  al finalizar usaron polvos bronceadores (yo soy muy clarita de piel). Cuando salí a la calle y me miré al espejo, me vi extremadamente maquillada y no me gusto nada, sin embargo me quede con la forma de aplicarlos y decidí probar con unos que yo tenía en casa más claritos (son unos de Dior antiguos que vienen 3 tonos y se mezclan al aplicarlos) y el resultado me sorprendió gratamente. Desde entonces ¡se los recomiendo a todas mis amigas!
Sólo tienes que tener en cuenta 3 cosas:
  • Elegir bien el producto. Si buscas un efecto natural, que de un poco de color pero que no quede nada artificial ni excesivo utiliza unos polvos mate. Si por el contrario quieres dar luminosidad a tu piel usa unos polvos con un toque de brillo, darán un toque a tu piel realmente favorecedor.
  • Utiliza una brocha gruesa. Es importante que inviertas en una buena brocha ya que la herramienta es clave a la hora de aplica el producto.
  • Y finalmente, donde aplicarlo, la mayoría de la gente dice que en frente, nariz pómulos y barbilla. Yo lo aplico dibujando el rostro de la cara, en la frente en la zona de nacimiento del pelo y ligeramente hacia abajo, sigo por los laterales en la zona del nacimiento del pelo ligeramente hacia adentro, marco el hueso de debajo del pómulo y termino marcando el mentón. ¡Y un toque en el escote queda espectacular!
¿Te atreves a probarlo? Cuéntame cómo lo aplicas tú.

3 comments on “Polvos Bronceadores ¿si o no?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *