3 mitos sobre la masturbación en los que deberías dejar de creer

by Lorena

mitos de la masturbaciónCuando se trata de fomentar el bienestar sexual, el autoplacer es una gran forma de potenciar este aspecto. Una cualidad interesante de la masturbación es que no hay una manera correcta o incorrecta de llevarla a cabo, sino que forma parte de una experiencia completamente personal.

El 7 de mayo se celebra el día  mundial de la masturbación, y es que la masturbación es sumamente beneficiosa tanto para la salud mental como para la física y sus resultados tienen las mismas connotaciones positivas si se experimenta en pareja, en solitario, en persona o a distancia.

Mitos de la masturbación que no son ciertos

Con el aumento de esta práctica, han surgido diversos mitos relacionados con la masturbación que pueden confundir a una gran parte de la población. Por este motivo, Satisfyer, marca referente en juguetes sexuales, ha puesto algunos de ellos sobre la mesa, exponiendo un punto de vista mucho más realista:

Mito 1 – Masturbarse mientras se está en una relación es malo

Existe un tabú en torno a la masturbación dentro de las relaciones. Esto se debe a que la gente piensa que masturbarse no es necesario cuando se está en pareja o, incluso, lo asocian a algo prohibido o negativo. Muy relacionado con la afirmación anterior, encontramos el mito que afirma que masturbarse puede hacer que el clítoris o el pene se insensibilicen y no permitan disfrutar tanto de los orgasmos con la pareja.

Por el contrario, se ha demostrado que el uso de juguetes sexuales aumenta la sensibilización y mejora la función sexual, ayudando a disfrutar más de los orgasmos.

Mito 2 – Masturbarse es solamente un acto divertido, no tiene beneficios demostrados para la salud 

Por lo general, existe un gran número de personas que desconocen los beneficios de la masturbación para la salud. Esta práctica se percibe como un momento para «sentirse bien», pero va más allá de eso, ya que aporta numerosos aspectos positivos para el cuerpo y la mente. Entre ellos, se incluye el aumento de la circulación de la sangre y la tonificación de los músculos del suelo pélvico. Esto puede contribuir a mejorar la incontinencia urinaria e, incluso, la autoestima. Asimismo, los hombres que eyaculan 21 o más veces al mes a lo largo de su vida, comparado con los que lo hacen entre 4 y 7 veces, tienen un 31% menos de riesgo de padecer cáncer de próstata.masturbación

Puede, también, ayudar a reforzar el sistema inmunitario, ya que las personas que llegan al orgasmo tienen mayores niveles de leucocitos, los glóbulos blancos que ayudan a proteger el cuerpo de las enfermedades. Por último, y no por ello menos importante, los orgasmos se asocian a la longevidad. Cuando se alcanza un orgasmo también se libera DHEA, una hormona natural antienvejecimiento que no sólo ayuda con la apariencia de la piel y su rejuvenecimiento, sino que también aporta beneficios a la salud cerebral y al sistema inmune. Se ha demostrado que experimentar orgasmos contribuye a vivir más tiempo, con una reducción del 50% de la mortalidad general. Por todas estas razones, la masturbación es, literalmente, uno de los mejores recursos para aprovechar el potencial terapéutico natural del cuerpo.

Mito 3- Masturbarte por la noche puede desvelante e interrumpir tu sueño 

Cuando pretendes dormir, lo último que quieres es que algo te estimule, por eso existe el mito de que masturbarse antes de acostarse podría mantenerte despierto. La masturbación no tiene ese resultado, sino que mejora la calidad del sueño. Al alcanzar el orgasmo, se genera un impulso neuroquímico en el cuerpo. Hablamos principalmente de la producción oxitocina, la «hormona del amor», que proporciona esa sensación de bienestar y ayuda a inducir la relajación. Además, se combina con la serotonina, la prolactina y la norepinefrina, que se liberan para ayudar a entrar en un estado de REM más profundo durante la noche. Como dato curioso, la mayoría de las personas prefieren las primeras horas de la mañana o el momento antes de acostarse para masturbarse, ya sea en el dormitorio o en el baño. Muchas de ellas eligen masturbarse bajo la ducha para dar un plus a la experiencia y hacen uso de juguetes sexuales resistentes al agua.

No te voy a preguntar si te masturbas o no, que es algo muy personal, pero… ¿habías oído estos mitos? ¿Hay algún otro que hayas oído que te haya llamado la atención?

Related Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.