La alopecia femenina

by Lorena

alopecia femeninaAunque tradicionalmente es una enfermedad asociada a los hombres, lo cierto es que la alopecia puede ser una enfermedad que afecta a las mujeres. A lo largo de la edad adulta, las mujeres se pueden enfrentar a distintos momentos que pueden provocar una caída del cabello, bien sea gradual o repentina.

La alopecia femenina, aunque en principio pueda parecer similar a la masculina, puede mostrar notables diferencias, tanto en causas como en desarrollo. Por ello se han desarrollado distintos tratamientos que van a ayudar a prevenir, combatir o mejorar la salud capilar de la mujer.

No todas las mujeres que sufren alopecia tienen un mismo patrón. Dependiendo de cómo es la pérdida del cabello, podremos hablar de un tipo de alopecia u otro.

Tipos de alopecia femenina

La más frecuente sería la alopecia androgénica, que tiene un patrón similar a la masculina. Si bien en el caso de las mujeres, la pérdida de cabello es más difusa en el área superior, manteniendo generalmente la línea frontal.

La alopecia areata es un tipo de pérdida provocada por problemas en el sistema inmunitario que provoca una pérdida súbita del cabello.

Por su parte, la alopecia fibrosante frontal provoca la caída del cabello en forma de diadema, avanzando desde las orejas.

Cuando la alopecia en la mujer se encuentra en los primeros estadios, es posible intentar controlarla gracias a tratamientos capilares. Por ello es importante acudir a un especialista para que evalúe y establezca los tratamientos más convenientes para cada momento.alopecia femenina causas

Insparya cuenta entre sus tratamientos con MesoHAIR, un exclusivo coctel de vitaminas y nutrientes elaborado fruto de la investigación desarrollada por su equipo y el instituto I3S de la Universidad de Oporto, especialmente indicado para la alopecia femenina.

Con 51 ingredientes activos, MesoHAIR incluye péptidos biomiméticos, complejos vitamínicos, sales minerales, factores antiandrogénicos (que bloquean localmente la acción perjudicial de la testosterona en la producción capilar), coenzimas, ácido hialurónico, aminoácidos, factores de crecimiento y antioxidantes esenciales que equilibran y nutren el cuero cabelludo.

Existen distintos tratamientos para la alopecia femenina

Otra opción es el Plasma Rico en Plaquetas, que se conoce como PRP. En este caso, lo que se realiza en una extracción de sangre que, tras un tratamiento especial en un dispositivo de tecnología avanzada, se vuelve a inyectar en la dermis del paciente con el objetivo de incrementar el espesor de los folículos pilosos, así como el volumen de los mismos. El PRP rehabilita folículos que están en fase de envejecimiento, permitiendo que vuelvan a producir pelo con mayor calidad y resistencia.

Si la mujer presenta un cuadro más avanzado o crónico de alopecia, la solución ideal será el trasplante capilar, que le permitirá recuperar densidad capilar. A pesar de lo que se tiene pensado, no es necesario que la mujer se rape la cabeza, ya que con obtener dos o tres tiras de las zonas donantes será suficiente, y estas se podrán disimular cubriendo con cabello de arriba.

Alopecia en el embarazo

La Dra. Amira Chehade, médico de Insparya Madrid, identifica la menopausia o enfermedades autoinmunes como causas de pérdida del cabello en las mujeres. “Pero hay otro momento en el que la mujer puede perder calidad y cantidad de cabello, que es el embarazo y post embarazo”. Según la Dra. Chehade, “esto es derivado de un descenso brusco de las hormonas, por lo que el cabello se vuelve más quebradizo, frágil, con menor grosor y sin brillo”.alopecia femenina en el embarazo

En este caso, y siempre y cuando la caída se encuentre en unos primeros estadios, el PRP se presenta como la opción ideal. Puede realizarse durante el embarazo, periodo de lactancia y a posteriori, ya que, como indica la doctora, “como se usa sangre de la propia paciente, no hay sustancia externa que pueda producir efectos nocivos”.

Si se opta por el tratamiento MesoHAIR, “habrá que esperar a terminar el periodo de lactancia después del parto, ya que el factor antiandrogénico es contraindicado durante el embarazo y lactancia, ya que la disminución de la actividad de las hormonas masculinas en el folículo pilosos puede provocar caída capilar en el bebé”. Aunque no hay un estudio sobre este tema, en Insparya se opta por tomar este tipo de medidas como precaución.

En el caso de mujeres que padezcan una alopecia crónica o avanzada y opten por un trasplante capilar, “también es recomendable hacerlo una vez finaliza el periodo de lactancia, ya que existe un riesgo, aunque sea mínimo, de que la anestesia se trasmita al bebé”.

Related Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.